Post Wedding Banquet

 

Querida L.

Si estás leyendo esto es porque ya eres parte de la familia Luna Amarilla. Felicidades!

A partir de ahora tienes el deber de quererte al menos tanto como te quiere Junye, esa persona increíble que lo da todo por ti. Lo menos que le puedes dar a cambio es quererte a ti misma también, cultivar el amor y la compasión para poder compartirlas con él.

Se abre ahora otro capítulo de tu vida, una nueva aventura.  Como todas, no estará exenta de dificultades y tropezaras una y dos e infinitas veces pera cada vez que estés abajo, su sonrisa, sus ojos apenas abiertos pero rebosantes de ternura, este o no a tu lado en ese momento, ahí estará el para que te levantes y sigas caminando.

El reto ha empezado ahora, que has terminado el temido banquete de boda. Lo has atravesado. Felicidades. Has navegado, tal vez en lágrimas mezcladas de miedo y de dolor pero también de felicidad.

Cada granito de arroz de esa paella que habéis compartido, simbolizará ya para siempre vuestra unión.

Has tenido el honor de invitar a cenar, aunque fuese tu lucha, a Auntie, que desde el primer te abrió su puerta y te ha sentado en su mesa a compartir sin juzgar. A el abuelo, a quien reverenciaste y atendiste, y quien te respondió con la misma moneda. Y sobre todo a tu madre, que desde hoy ya puedes creer también la tuya. Confía en ella, atraviesa con ella, empatiza y comunica con ella, con palabras o sin ellas, porque solo vosotras contáis y os desvivís por él.

Esta noche habéis celebrado, habéis reunido vuestras culturas y creencias alrededor de una mesa, y estoy profundamente orgullosa de ti por ser una valiente y vivirlo también, por aceptarte cómo eres y querer mostrar de dónde vienes, sin avergonzarte, a los otros.

Con las tapas y la paella te has desnudado. Tal vez hayan visto que dudabas, pero también han sido testigos de cómo saltaste al vacío, de cómo te permitiste, de cómo soltaste y te dejaste llevar. La comida ha sido tu medicina esta noche, tu arma, y vuestro estómago satisfecho la prueba de tu éxito.

No el número que podía haber tenido cada plato, ni el que mostrará mañana la balanza, sino cómo habéis vivido cada bocado.

Él ha estado a tu lado, te habrá rozado para darte fuerza cuando te sentías caer. Eso es todo lo que necesitas. Confiar en él, creer en ti.

Para siempre recordarás esta cena, y podrás perdonarte verdaderamente por lo que no te hayas atrevido a comer, y podrás congratularte infinitamente por todo lo que hayas olido, tocado, escuchado, observado y saboreado.

Hoy has ganado, hoy has escogido vivir.

Así comienza la nueva etapa de tu vida y de tu lucha. La primera será infinita y la segunda llegara a su fin pronto si te das compasión, si te escuchas, si te aceptas, si te perdonas, si te quieres.

Hoy has sentido, te has emocionada de todas las maneras posibles. Habrás notado como tú corazón se aceleraba, como tus manos temblaban, como tú garganta se estrechaba. Has sido feliz, has temido, has atravesado.

Todo, con la sonrisa que resplandecía en el vestido rojo, y que por siempre debe quedar grabada en tu linda cara.

No pienses en qué montaña te queda por alcanzar, piensa en las pequeñas metas del camino que irás superando, ensayando, atreviéndote.

Recuerda qué futuro quieres, para ti, para vosotros.

Quieres construir con él una familia tan maravillosa como la que ya tienes. Quiere entonces a tu cuerpo, porque solo de él dependerá. Nútrelo, con comida y con experiencias.

Quieres ser feliz a su lado. Quieres ser una buena mujer para él. Escúchale pero sobre todo escúchate, porque solo así podréis ayudaros.

Quieres vivir aventuras, viajes salvajes, descubrimientos emocionantes. Permítete explorar entonces, perderte por el camino, hallarte de nuevo. Sumérgete en la espiral de la vida. Concéntrate en el punto presente y decide que rumbo es el que quieres tomar.

Quieres hacer ciencia, quieres ver en las neuronas, quieres entender. Persevera, sé tú seguidora más tenaz. Cree en ti.

Quieres aprender y crecer. Nútrete una y otra vez. Obsérvate con ternura, admírate y quiérete. No temas al error, no dudes en pedir un hombre sobre el que llorar.

Quieres soltar tus demonios. Acéptalos, nótalos, y ellos solos verán como su tiempo a tu lado se acabó, como ya no os necesitáis. Cree en ello. Se comprensiva, suéltalos, poco a poco, suavemente, como has hecho esta noche.

Quieres vivir libre, con él, y rodeada de todos los demás que te quieren. Con los cinco sentidos, con una sonrisa, con el corazón abierto, con la mano tendida.

Eres Lidia, Luna Amarilla, guerrera, imperfecta, linda, curiosa, creativa, generosa, perseverante, perspicaz, responsable, incansable, amante y amada.

Te mereces tu confianza y debes creer en ti!

Recuerda, cada momento, cuando te veas en el espejo, que eres una guerrera. Que eres una valiente que atraviesa todo lo que haya en tu camino. Que si te duele, te haces más fuerte. Que eres bella. Que eres vida. Que atraviesas.

Vive con conciencia. Explora tu camino con tu ojo curioso. Nota donde está y qué te dice tu mente, atraviesa tus emociones, regrésate al presente; ése es el tesoro que nunca se hallará de nuevo.

Se tú misma. Con los cinco sentidos, con una sonrisa, con el corazón abierto, con la mano tendida.

Su amor es tu alegría, tú eres su inspiración, y sois vuestra ancla para la travesía que es vuestra vida.

Agarrad el timón y echaos a navegar, disfrutando del sol ardiente, atravesando las olas y las tempestades, por grandes que sean. Porque ahí arriba el cielo está claro, siempre, y las nubes sólo van y vienen.

Felicidades Lidia.

Te quiero y te acepto y te perdono profundamente.

Cada segundo.

L.

“If you can dream it, you can do it.”

– Walt Disney

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s